Crisis y salarios. Evolución e impacto | Alberto Joven

Crisis y salarios. Evolución e impacto

Año 2014. Octavo año desde aquel 2007 en el cual se nos anunció la llegada de la crisis. Maldita palabra. Quizá en nuestro caso, los zaragozanos y aragoneses la notamos algo más tarde, puesto que el efecto Expo camufló en cierta medida la llegada de la debacle unos meses.

Daría para mucho este tema, aunque nos centraremos plenamente en el impacto que el entorno económico creado por la recesión, ha tenido en el ámbito de las retribuciones en la empresa, y más concretamente, en el global de los trabajadores afectados por los convenios colectivos laborales. Bajo mi punto de vista, los salarios de directivos, socios, altos profesionales, etc. pese a tener también una pequeña relación con la crisis de estos años, han de ser tratados de forma diferente al de los trabajadores mencionados.

Lejos quedan los incrementos porcentuales que superaban el 4% en muchos de los convenios colectivos, con acuerdos económicos beneficiosos para los trabajadores, y donde la “boyantía” económica facilitaba los acuerdos salariales contractuales. Extraño era el convenio que se lapidaba en su publicación, y comunes los convenios firmados para tres, cuatro años con incrementos salariales pactados muy por encima de los IPC’s establecidos. Todo aquello terminó… Convenios suspendidos, incrementos modificados, descuelgues solicitados, incumplimientos de acuerdos… lo que se firmó en tiempos de bonanza, no se pudo cumplir en momentos de cruda realidad.

incremento-salarial

Período de crisis, momento de oportunidad. Los expertos en RRHH y retribuciones a escena. Era el momento de estudiar nuevos métodos de retribución, olvidar el A+B que suponía un salario fijo estructurado con unos variables definidos ante unos logros que normalmente se conseguían sin esfuerzo, o incluso de modo mecánico. Llegaron los estudios de compensación y beneficios, retribución flexible, retribución por objetivos…
Personalmente, soy partidario de un salario fijo definido razonable, con un importante variable en base a resultados reales. Es claro bajo mi punto de vista un incremento de la producción en esos terrenos. Pero, ¿qué ocurre? Que para ser equitativo en esos pagos, hay que tener un exhaustivo control del trabajo a realizar, definiendo control no como el hecho de estar continuamente avasallando y encima del trabajador, sino creando estudios y planes de trabajo que demuestren la eficacia de las tareas realizadas.

Y nos vamos de Reformas. Reforma Laboral de febrero 2012, posiblemente la Reforma Laboral más polémica de las últimas décadas. ¿Necesaria? ¿Excesiva? Opiniones para todos los gustos. Dejando el color político y centrándonos en el meollo en cuanto al impacto en retribuciones, destacar que la Reforma mencionada da una libertad máxima a los empleadores a la hora de modificar condiciones salariales y laborales a los trabajadores. Acuerdos de modificación unilateral de jornada, acuerdos de minoración unilateral de condiciones económicas, despidos improcedentes que tocan la mítica barrera de los 45 días dejando dicha cantidad en 33 por año de servicio… El movimiento social es claro. Dardos en todas las direcciones. Desaparecen los incrementos, el IPC se estanca, se firman multitud de convenios con incrementos cero, se suprimen pagas extras, los atrasos de convenio se consolidan en tablas sin ser abonados a los trabajadores… Comienza a vislumbrarse la posibilidad de una pérdida de poder adquisitivo.

Dos años después el panorama laboral ha cambiado ligeramente. Se oyen y escuchan globos sonda de posibles incrementos medios de salarios del 1,9% en 2015… aunque en el momento de escribir este texto, estamos ante el temor de una nueva recesión. La Bolsa española, nuestro IBEX35 ha perdido un 10.7% en lo que llevamos de octubre, lo que ha hecho que la prima de riesgo vuelva a su evolución al alza.

FOTO-B-grupocronicasrevista.org_ (1)Pero aún nace otra dificultad a finales de 2013. El famoso RDL 16/2013, que aparece por sorpresa, sin esperarlo, en un sábado previo al sorteo de la Lotería de Navidad. Echa por tierra numerosos planes de Retribución Flexible. ¿Qué cotiza? ¡¡¡Todo!!! Desaparecen las exenciones de cotización de los seguros de vida, de los seguros médicos, de los planes de pensiones… Todos estos capítulos de Retribución Flexible pasan a suponer un 35% de coste medio aproximado más para la empresa. ¿Cómo mantener esos importes? Complicado cuando menos. ¿Y qué decir de los pluses de locomoción y transporte? Pasan a formar parte de la base de cotización… ya no hay importes exentos de cotización en el recibo de salarios. Las bases se incrementan y el bucle del porcentaje de cotización hace que escalen proporcionalmente los costes de Seguridad Social.

¿Y qué nos queda? Hay grandes estudios de Recursos Humanos con grandes planes de Retribuciones Flexibles, Compensación e Informes de Conciliación de la Vida Familiar. Es nuestra obligación como futuros profesionales de RRHH seguir investigando y acomodando nuestros conocimientos a los continuos cambios inevitables que se están produciendo.

Esto comenzó hace ocho años, siete en Zaragoza, estamos ante una de las crisis más duras y duraderas de las últimas décadas, no sabemos cuando terminará, pero nuestra obligación es seguir luchando y adaptarnos a ella para superarla.
Muchas gracias por leerme. Agradecería vuestros comentarios al respecto, ¿qué opináis de este post?

Alberto Joven

Twitter: @alberjv
Sin comentarios | Leído 287 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*